aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, medir cómo interactúa con nuestro site y facilitar al máximo la navegación del Usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Un reto: prepararnos ante su llegada

La 8.ª Sesión Anual Abierta de la Agencia Española de Protección de Datos, en la que se trataron y analizaron, entre otros temas, las novedades del recién aprobado Reglamento Europeo de Protección de Datos y su repercusión en la legislación interna actual: principios y derechos del nuevo Reglamento, las obligaciones de responsables y encargados, códigos de conducta, las certificaciones y  las transferencias internacionales, supervisión y el régimen sancionador establecidos por dicho Reglamento.

El Reglamento de la UE 2016/679 de Protección de Datos, es el nuevo marco jurídico de la UE que rige el uso de los datos personales. Deroga la actual Directiva 95/46/CE de protección de datos y sustituye a las leyes de protección de datos nacionales, en España, la Ley 15/1999 de Protección de Datos. Texto, que entró en vigor el 25 de mayo de 2016, pero que será aplicable en todos los mercados de la Unión Europea desde el 25 de mayo de 2018:

Son numerosos los interrogantes que se nos plantean con ocasión de este nuevo Reglamento Europeo:

El primero de ellos, ¿qué normas son de aplicación en el tratamiento de datos personales desde la entrada en vigor de dicho Reglamento hasta su incorporación a la legislación española? La respuesta no da lugar a dudas: tanto la Directiva 95/46/CE como las normas nacionales que la trasponen, siguen siendo plenamente válidas, siendo de aplicación la Ley Orgánica de Protección de Datos, al menos hasta mayo de 2018. No obstante, en estos dos años los Estados miembros deberán adoptar o iniciar la elaboración de las normas que permitan y faciliten la aplicación del Reglamento.

Como segunda cuestión, se nos plantea entonces, ¿Qué hacer y cómo actuar, Empresas, Administraciones, Profesionales… hasta la aplicación del nuevo Reglamento Europeo? ¿en qué medida nos afectará los cambios legales que se produzcan una vez adaptada la legislación española a dicho texto? ¿Debemos adoptar ya alguna medida o procedimiento?

Lo cierto es que, stricto sensu, no es necesario adoptar ninguna nueva medida, sin embargo estos dos años son una gran oportunidad y un tiempo excelente para que empresas, profesionales y administraciones públicas nos vayamos preparando de cara a las nuevas obligaciones que a partir de mayo de 2018 el Reglamento, y las normas nacionales que se dicten, establezcan.

Realizar una buena gestión de este cambio normativo, será clave para toda organización; de un lado, nos permitirá valorar si las medidas que actualmente tenemos implantadas son suficientes en aras a cumplir con los principios, derechos, obligaciones y garantías que establece el nuevo Reglamento de protección de Datos, y de otro, evaluar el impacto que dicho texto producirá en nuestra organización, anticipándonos al momento de su aplicación mediante la adopción paulatina de las medidas técnicas y organizativas que nos pongan en disposición de cumplir con el nuevo Reglamento, naturalmente, sin contravenir la actual normativa sobre protección de datos.

Tan importante es conocer los cambios legales, como anticiparse a ellos. En Life abogados estamos convencidos de que una buena gestión del cambio (anticipación, preparación), es clave para el éxito de continuidad en toda organización.

Para más información acerca de las novedades del nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos en:
www.agpd.es

01/06/2016