aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, medir cómo interactúa con nuestro site y facilitar al máximo la navegación del Usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Cuenta atrás: 6 meses para su directa aplicación

En esta tercera entrega sobre cómo adecuar nuestra organización al nuevo reglamento Reglamento Europeo de Protección de Datos, queremos abordar un aspecto muy relevante, sin el cual, el tratamiento o tratamientos de datos personales que haga nuestra organización no serán lícitos, regulado en el Art. 6 del RGPD: la base legal o jurídica legitimadora del tratamiento de datos personales.



Por lo tanto, debemos hacer el ejercicio de examinar la base jurídica que ampare y legitime la recogida y uso de los datos personales que realiza nuestra compañía, y, de no encontrar cabida en ninguno de los supuestos recogidos en el Art. 6 RGPD, deberemos buscar la solución que nos permita continuar con el tratamiento que venimos realizando (por ej. recoger el consentimiento en los términos que exige el RGPD (declaración o acción afirmativa), reconducir la base de legitimación del tratamiento por la vía del interés legítimo allí donde sea posible, o sin más, abandonar el tratamiento, so pena, en caso contrario, de incurrir en una fuerte sanción administrativa.

De este primer análisis, adoptaremos las medidas y/o soluciones adecuadas que nos permitan continuar o efectuar un tratamiento licito de datos personales en nuestra organización o empresa.

Descargar publicación

12/12/2017